Los voluntarios contribuyen al desarrollo local y la resiliencia comunitaria

Cortesía de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

 

El voluntariado ocupa un lugar principal en el desarrollo de las comunidades. Voluntarios son todos aquéllos que caminan unos kilómetros más si hace falta; aquéllos que regalan su tiempo, sus competencias, su conocimiento y su comprensión. Les preocupa el desarrollo local, y son esenciales para conseguir avances en los programas. Además, su participación en los procesos de toma de decisiones favorece el liderazgo nacional de una forma democrática, así como el aumento de la responsabilidad y la capacidad de respuesta por parte de los países en lo que respecta a cuestiones de desarrollo. Sin duda alguna, los voluntarios contribuyen a la resiliencia de las comunidades en muchos sentidos.